✍ LA DENOMINACIÓN CASTRUM DE HUYTURAM. ✍

Durante la reconquista, producida en el año 1237, fue cuando aparece el primer documento en el que se habla del núcleo urbano de origen musulmán, en el que se menciona la donación por parte del rey Jaime I a don Pedro Fernández de Azagra (Señor de Albarracín) de los castillos y villas de Altura y Chelva, así como las alquerías de Cárcer y Gátova, por la ayuda ofrecida en la reconquista de Valencia redimiéndose así con el rey de Aragón por haber sitiado Albarracin en 1220. En esas donaciones la villa de Altura recibía el nombre de “Castrum de Huyturam” Por lo tanto ésta es la primera referencia, quedando claro que la población existía años antes a la fecha indicada.

Encuentranos también en Twitter: @HistoriaAltura

Para que la historia de tu villa llegue, no olvides compartir.

Fdo.: Elías Miguel Marqués Asensio.

Anuncios
Categorías: Aljama Sarracena de la Villa de Altura, Recinto antiguo, Todas las publicaciones, Villa de Altura | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “✍ LA DENOMINACIÓN CASTRUM DE HUYTURAM. ✍

  1. Pero, ¿que significa Hoyturam? Curiosamente, hace unos días se publicaba en esta misma página de Facebook, una entrada sobre el origen de una población granadina, que se denomina “OTURA”, y cuya historia, que os adjunto tras tomarla de su web, se asemeja mucho a la nuestra. ¿Sería ese el nombre que debería tener nuestro municipio? Tened presente que durante las primeras décadas de dominación cristiana, a nuestra villa la denominaban no bajo el actual topónimo de Altura, sino como “Hoytura”, “Huyturam” o “Eytura”. Juzgar vosotros mismos…

    OTURA

    Otura es un municipio situado en la parte septentrional de la Vega de Granada (provincia de Granada), a unos 12 km de la capital granadina, en el sureste de España.

    El municipio de Otura se encuentra a caballo entre las estribaciones del extremo noroccidental de Sierra Nevada, las llanuras de vegas de su entorno y los límites vecinales de las comarcas del Temple y el Valle de Lecrín. Su localización como ocurre habitualmente se encuentra en base a las fuentes y corrientes de agua, en este caso articuladas en torno al río Dílar, y por otro la estrecha relación de la futura población con las tierras de cultivo de las que va a depender.

    A su relieve llano o suavemente ondulado se unen las tierras fértiles que lo componen, ideales para la agricultura. La localidad aglutina una imagen urbana y rural.

    Limita con los municipios de Gójar, Dílar, El Padul y Alhendín.
    Otura está ubicada en los límites del territorio conocido como La Campana, porque se oía en toda su extensión el sonido de la campana de la Torre de la Vela de la Alhambra, sobre un promontorio desde el que se domina la Vega y puerta al Valle de Lecrín. Es decir, entre la Hoya de Granada y las cuencas costeras.

    El Puerto del Suspiro del Moro (860 m. de altitud) se encuentra en el término municipal de Otura; es el punto donde la leyenda cuenta que Tras arrebatar los Reyes Católicos el último reducto de la dominación musulmana en la Península Ibérica -el Reino de Granada- a Boabdil, el rey moro y su séquito fueron desterrados de Granada (1492) y les fue cedido un pequeño territorio en las Alpujarras, donde aguantarían aún unos años. Camino a su destierro, Boabdil no osó girar la mirada hacia Granada, y sólo cuando estuvo a mucha distancia, sobre una colina, a 12 kilómetros de la ciudad, se detuvo y observando por última vez su palacio suspiró y rompió a llorar y fue su propia madre, la Sultana Aixa al-Horra quien le dijo: “llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre”. Desde aquel aciago día aquel lugar donde madre e hijo tuvieron tan breve pero intenso intercambio de emociones es comúnmente conocido como “El suspiro del Moro”.

    Hoy Otura es un pueblo sencillo y de gente amable.

    HISTORIA

    ORIGEN Y PRIMERAS FUENTES DOCUMENTALES DE OTURA

    Si nos atenemos a las escasas fuentes documentadas, el origen de la población de Otura es posterior al siglo XI.

    Los documentos árabes más antiguos nos hablan de un núcleo de población estable, una alquería o aldea propiedad de la madre de Bobdil, Aixa ‘la Horra’ (Honrada). Era sólo una alquería dedicada a la explotación agrícola de una porción de la Vega de Granada, fundamentalmente se cultivaban viñas, cereales, almendros y todo tipo de árboles frutales y productos de huerta para abastecer a los habitantes de la capital y que, según dichas fuentes documentales, contaba con mezquita, dos rábitas y dos hornos, indicios claros de tal estabilidad.

    La existencia de Otura también aparece en documentos en castellano desde la Época Medieval como un anejo del lugar de Alhendín, como la alquería de Autura o Abtura e icluso Avtura, pues con dichas grafías lo transcribían los escribanos castellanos desde el siglo XII.

    Fonéticamente:

    AWTÜRA = OTURA (en la foto se observa cómo se escribe en la grafía árabe)

    ORIGEN DE LA VOZ OTURA

    Es seguro que la voz “Autura” (actualmente “Otura”) tenga procedencia latina, según el filólogo Menéndez Pidal. El topónimo Otura deja constancia de una de las características físicas de la zona donde se ubica.

    Concretamente “Otura” sería equivalente a “Altura”, palabra derivada de “Alto”(latín: “Altus”).

    Es decir, ALTUS (latín)—> ALTO (castellano) y, por otra parte, añade al adjetivo calificativo de “dimensión” con siginificado léxico “altus”, el sufijo relacional castellano “URA” (éste es uno de los sufijos que derivan nombres a partir de adjetivos, que tienen un valor abstracto e indican “cualidad de la base”.) quedando en “ALTURA” (cualidad de alto, situado en alto. Lexema base ALT + sufijo URA). Otras palabras con evolución similar a “Altura” son: “Bravura”, “Dulzura”,”Blancura”,… Notaremos aquí que el lingüista Meyer_Lübke ya dio cuenta de la existencia en latín de parejas de palabras contenedoras del sufijo URA tales como fervor-fervura y rencor-rencura, postulando las parejas calor-calura y ardor-ardura en vista de sus derivados, comunes a varias lenguas romances.

    Por otra parte, es sabida la evolución del latín vulgar al castellano, de la conversión a “U” de la “L” ante consonante. De ahí la habitual transcripción “AUTURA” por parte de los antiguos escribanos castellanos.

    Igualmente, es conocida la evolución fonética del latín vulgar al castellano, de la conversión a “o” del diptongo “au” ante consonante (monoptongación: au > o ). Es decir AUTURA –> OTURA. Similar evolución habría tenido el vocablo AURUM (latín) –> ORO (castellano)

    Así pues, los topónimos “Otura” o “Autura” parecen indicar lógicamente una ocupación humana anterior a la ocupación musulmana; si bien no conocemos datos documentales al respecto.

    ¿CÓMO OS HABÉIS QUEDADO? ¿NOS HERMANAMOS?

    Ya veis. Tal vez nos toque cambiar de nombre, como nuestros vecinos de Alfara de la Baronía (antes de Algimia)… Aunque con el de Altura, ya se nos conoce bastante.

    Un saludo.

    Firmado: J.á. Planillo
    Guía Turismo Cultural Alto Palancia y Sagunto

    Me gusta

¡Déjanos tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: